El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llegó este domingo a Singapur donde se espera que el martes mantenga una histórica y muy anticipada cumbre con el dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un.

El mandatario viajó en el Air Force One, un Boeing 747 adaptado, desde Canadá, donde participó el viernes y sábado de la reunión del G7. Aterrizó en un aeropuerto militar en la ciudad-estado elegida como sede para el encuentro y se trasladó al hotel Shangri-la, según reportó la agencia AP.

Horas antes Kim aterrizó también en Singapur en un vuelo de Air China, y ya mantuvo un encuentro con el premier singapurense, Lee Hsien Loong.

Donald Trump saluda desde el Air Force One, tras aterrizar en la base militar Paya Lebar en Singapur (Reuters)
Donald Trump saluda desde el Air Force One, tras aterrizar en la base militar Paya Lebar en Singapur (Reuters)

“El mundo entero está observando el encuentro histórico entre Corea del Norte y Estados Unidos, y le agradece sus esfuerzos sinceros”, dijo Kim en su reunión con el líder anfitrión.

Se espera que el lunes Trump se reúna también con el primer ministro Lee.

En tanto la cumbre con Kim está pautada para el martes 12 de junio a las 9:00 (hora local).

Un soldado custodia la pista de aterrizaje durante la llegada de Trump (Reuters)
Un soldado custodia la pista de aterrizaje durante la llegada de Trump (Reuters)

Tras años de amenazas cruzadas y una escalada de tensiones entre Washington y Pyongyang debido al programa nuclear y de misiles norcoreano, en 2018 comenzó un aparente deshielo de las relaciones entre ambos países, que continúan técnicamente en guerra desde 1953.

En la anticipada cumbre se espera que los líderes puedan avanzar en las negociaciones para la desnuclearización de la península coreana, la firma final de un tratado de paz y las sanciones internacionales que han tenido un fuerte efecto en la economía del régimen comunista.

Pero luego de una serie de marchas y contramarchas, luego de que Trump cancelara y luego reanudara la cumbre, y las sospechas que persisten sobre el alcance del arsenal nuclear norcoreano, se espera que las negociaciones sean duras.

Redacción Ver.bo

Fuente: Agencias