El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó una “solicitud de asistencia financiera de emergencia” para Bolivia de $us 327 millones para enfrentar las necesidades derivadas del combate al coronavirus y sus efectos en la economía. Para el organismo internacional, “el costo económico será sustancial”.

Mitsuhiro Furusawa, subdirector Gerente y Presidente Interino del organismo internacional, informó de la decisión tomada por el Directorio frente al pedido hecho por el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez con compromisos como garantizar la estabilidad macroeconómica y la sostenibilidad de la deuda.

“La pandemia de la COVID-19 tendrá un severo impacto en Bolivia. El costo económico será sustancial, ya que la combinación de precios mundiales de energía más bajos, cuarentenas domésticas y una interrupción repentina en las entradas de capital conduce a reducciones bruscas en las exportaciones, la producción y los ingresos fiscales”, explicó.

Estudio de FMI: Bolivia tiene la economía informal más grande ...

De acuerdo con un comunicado de prensa del FMI, las autoridades bolivianas “se comprometen a alcanzar un déficit fiscal sostenible en el mediano plazo, mientras continúan manteniendo un fuerte apoyo al gasto social y a adoptar otras medidas macro y financieras según sea necesario”.

Para paliar los efectos económicos de la cuarentena, el gobierno de Áñez creó los bonos Universal, Familia y Canasta Familiar para llegar a diferentes sectores de la población. Las restricciones impuestas paralizaron gran parte del aparato productivo y de servicios.

“La asistencia de emergencia del FMI en virtud del Instrumento de Financiamiento Rápido ayudará a respaldar los gastos médicos y las medidas de ayuda que se requieren con urgencia, al tiempo que se abordan las necesidades de balanza de pagos del país”, refiere otra parte de la nota.

Con la finalidad de ayudar al sector privado, se facilitó el acceso a créditos para pagar salarios. Los microempresarios también contarán con apoyo para reactivar sus actividades.

Es la primera vez que se accede a un crédito del organismo internacional, después de cerca de 14 años del gobierno del expresidente Evo Morales.

«La respuesta de Bolivia a la pandemia ha sido oportuna, bien focalizada y apropiada. Las autoridades han actuado para fortalecer la capacidad del sistema de atención de salud del país para enfrentar la crisis y han adoptado rápidamente medidas de gasto social para apoyar a las empresas y hogares afectados, particularmente a los más vulnerables. El banco central ha tomado medidas para garantizar la liquidez continua y mitigar el impacto económico de la pandemia», refiere el organismo.

Redacción Ver.bo

Fuente: Agencias